Recibió unas fotos. Decidió responder de una manera épica.



Enlaces patrocinados








La historia empieza aquí: la fotógrafa Victoria Caroline Haltom se dedicó toda su vida a fotografiar modelos, así como a mujeres que querían dar una buena sorpresa a algún ser querido. 


Victoria ha recibido a todo tipo de clientes; sin embargo, una de las que más han marcado su carrera fue, sin duda una señora de 40 años proveniente de San Antonio, Estados Unidos. 

Esta mujer, casada y madre de familia, contrató los servicios de Victoria para que le tomara unas fotografías muy "especiales", solicitando que las fotografías finales fueran “photoshopeadas” para eliminar así todo tipo de imperfecciones. La mujer de 40 años quería lucir perfecta. 

Victoria acepto tomarle las fotografías y editarlas a gusto de la clienta, actuó de una manera muy profesional; sin embargo, nunca se imaginó cuál sería la reacción de su trabajo, pues una vez que entregó las fotos a su clienta, un mensaje extraño apareció en su perfil de Facebook.

Esta es una traducción literal de ese mensaje:

“Buenas tardes Victoria

Soy el esposo de ******** (la mujer de 40 años a la que acababa de entregar esas fotografías). Te escribo en razón de que acabo de recibir las fotografías que tomaste y editaste para mi esposa, y no me lo tomes a mal, pero tengo un par de reflexiones que me gustaría compartir contigo. Espero estés dispuesta a leerme. 

Mi mujer y yo tenemos casados más de 18 años, tenemos dos hijos hermosos, sanos y fuertes. A pesar que siempre hemos sido una pareja muy estable, durante los últimos años hemos pasado por momentos difíciles, por lo que estoy seguro que la razón por la cual mí esposa requirió de tus servicios fue porque quiere darle un poco de “calor” a nuestro matrimonio, que ciertamente lo ha perdido. 

Constantemente me dice mi mujer, la mujer que amo, que ella se da cuenta que ya no la encuentro atractiva, que no le sorprendería que me buscara a una mujer más joven y atractiva. Es por eso que al abrir ese álbum y al ver el trabajo que hiciste, mi corazón se rompió en pedazos, pues esa mujer que aparecía en las fotos no es mi esposa. A pesar que hiciste un trabajo excelente, cuando eliminaste todos los “defectos” de mí mujer (que estoy seguro que ella te pidió que lo hicieras) eliminaste también todas las marcas y huellas que ha dejado nuestro pasado juntos. Cuando eliminaste esa grasa de más, acabaste con los años, cuando quitaste esas estrías, eliminaste el recuerdo de mis hijos, cuando borraste las arrugas de su rostro, quitaste los muchos años de risas en conjunto, en pocas palabras borraste las huellas de lo que juntos hemos construido. 


No te escribo con afán de reprocharte ni recriminarte, entiendo que solo haces tu trabajo, que es complacer al cliente. 

Te escribo para agradecerte con todo mi corazón, pues gracias a las imágenes que me mandaste caí en cuenta de lo mucho que me falta decirle a mi mujer que la amo tal y como es. Me has abierto los ojos, pues sé que ella piensa que la mujer de esas imágenes “photoshopeadas” es la mujer que yo deseo y la verdad es que no es cierto. No descansaré hasta hacerle saber lo mucho que la quiero y lo mucho que me gusta tal y como es, con cada gramo de grasa y con todas esas estrías, pues para mí no son defectos, son rasgos y señas del camino recorrido. Amo a mi esposa tal y como es y de ahora en adelante voy a  hacérselo saber. Muchas gracias por recordármelo. 

Qué pases un buen día, saludos.

La fotógrafa conmocionada, mandó un mensaje a toda su lista de clientas: 

“Queridas señoras, amigas y clientas, yo tengo un talento con Photoshop, puedo alterar cualquier imagen que me pidan, de la manera en que lo pidan; sin embargo, constantemente pienso en estos cambios y no puedo evitar comentarlo, estoy seguro que nuestros familiares, aquellos para los cuales nos tomamos estas fotos, nos quieren y nos aman tal y como somos y que por más cambios y arreglos que pueda hacer, estoy segura que nunca podré igualar la belleza que hay en su corazón. Muchas gracias por leerme, su amiga Victoria C. Hasta pronto. “

Este artículo nos recuerda lo importante que es querernos tal y como somos. 

Si te gustó la nota dale LIKE aquí y en esta página de FACEBOOK, COMENTA que nos encanta escucharte y recuerda ¡SUSCRÍBETE! encontrarás más notas y artículos de tu interés. 


Recomendados