Un papá encuentra a su hija, mira su reacción



Enlaces patrocinados








Llega un momento en la vida de todo padre dónde debe ver partir a sus hijos, para que se enfrenten al mundo con sus propias manos. Naturalmente, todos los papás quisiéramos estar siempre ahí, cuidándolos, tratando de quitar cada piedra de su camino; sin embargo, es inevitable que nuestros hijos se equivoquen y que aprendan de sus errores, tal y como lo hicimos nosotros. 


Esta es una historia muy conmovedora, un hombre educado y tranquilo, un papá normal, se despertó como cualquier día común, pero al pasar por la sala de su casa, encontró a su hija como nunca la había visto antes: junto a un chico desconocido para él y “como dios los trajo almundo”.

Lo único que pudo hacer el padre, fue el desayuno de manera silenciosa, así que sin hacer ruido, paso al lado de ellos y le habló a toda su familia muy sigilosamente para que bajaran con cuidado, pues tenían visitas y no quería que se  despertaran. 

Bajó su esposa, su otra hija y su hijo, todos se sentaron en la mesa que está justo detrás del sofá donde estaba dormida su princesa con ese misterioso muchacho. 

Ya que estaba la familia en la mesa, el papá gritó “Levántense niños que el desayuno está listo” El “chico sin ropa” salió disparado como pudo a vestirse a una velocidad impresionante. Esa familia nunca vio a nadie moverse tan rápido. 

El padre de la joven había dejado una silla vacía entre él y su hijo mayor, fue en ese lugar donde se sentó el invitado sorpresa. 

Una vez sentado, el padre se le quedó mirando y le dijo: Antes que nada, te voy a hacer una pregunta que es súper importante para esta familia y para tu futuro dentro de ella y de verdad espero que respondas con honestidad. El joven empezó a sudar a chorros y escuchó….

¿Qué prefieres, perros o gatos?

"Era un chico verdaderamente agradable. Se veía poco educado pero demostraba ser inteligente. Había algo curioso en él. Mi hija me dijo que era un buen muchacho y desde ese día no ha dejado de venir a la casa... Pero ya no se ha quedado a dormir ninguna vez. Todos los días viene a recogerla en su bici para llevarla a la escuela y por las tardes la acompaña a hacer sus cosas. Se aseguraba que hiciera todas sus tareas. La cuidaba cuando estaba mala y la soportaba cuando ella tenía sus ataques de rabia."

Después de un rato, la familia conoció la dolorosa historia detrás del amigo de su hija, dijo que estaba solo, que no tenía familia, mucho menos educación o trabajo. Ella le adora y él la adora. Quién era yo para decidir por ellos..."


Su padre se fue de este mundo y a las dos semanas su madre se  la quitó  en el mismo lugar. Su familia vivía en un pequeño apartamento alquilado, por lo que el joven sobrevivió muy poco en ese lugar y como pudo, viviendo en donde se pudiera, logró llegar hasta ese momento. Ya habían pasado 4 años. 

Cuando empezó a salir con su hija, el chico no tenía casa fija ni trabajo tampoco. Pero para él, ese chico era casi un hijo, así que decidió ayudarlo. 

Le consiguió un buen empleo y lo recibía todas las tardes para comer, se convirtió en su “hijo adoptivo”. Pero no sabía en dónde dormía. Así que decidió arreglar un cuarto para él y darle llaves de la casa. 

Así pasaron los años, es increíble lo que sucede cuando se da amor y confianza. El hombre le pagó los estudios y ese joven desamparado se convirtió en un hombre de bien. Hoy está casado con su hija y ya le dieron 3 nietos. Ambos manejan un exitoso negocio, y ese buen padre asegura que la vida no lo pudo haber tratado mejor. 

Aprovechemos el ejemplo de este hombre fuera de serie, que con amor, calidad humana y respeto, trabajó por el futuro de su hija y de un joven que lo había perdido todo. Si todos actuáramos así, por lo menos una vez en la vida, este fuera un planeta mejor. 

Esperamos que esta historia haya sido de tu agrado, así que dale LIKE y COMPARTE con todos tus amigos, COMENTA que nos encanta escucharte y recuerda ¡SUSCRÍBETE! aquí y en esta página de FACEBOOK

Gracias por compartir con nosotros parte de tu día. HASTA PRONTO


Recomendados