Dos sencillas formas de aprender a silbar de una vez por todas. Parecerás profesional



Enlaces patrocinados






Si eres de esos desafortunados que nunca aprendieron a chiflar ¡Hoy es tu día de suerte! Vamos a enseñarte a silbar como una verdadera trompeta. 

Con estos consejos podrás quebrar ventanas con el sonido tan fuerte que vas a sacar ¡Cuidado! Úselo bajo su propio riesgo:

1.- Al igual que se muestra en la imagen, junta tus dedos índice y anular, y con ambas manos, forma una letra “A”


2.- Ahora debes esconder tus dientes inferiores, tapándolos completamente con tu labio inferior, colocando la punta de la lengua justo al borde de tus dientes inferiores. 




3.- Ahora, dobla la lengua como si fuera un “aro” y échala hacia atrás. 


4.- Después, mete a tu boca tus cuatro dedos (aproximadamente 1.5 centímetros hacia adentro) y mantén presionada la lengua y los labios. 


5.- Ahora, solo tienes que empezar a soplar despacio, puede que al principio no emitas ningún sonido, pero con un poco de paciencia encontrarás la posición adecuada y empezarás a silbar como un campeón. 

A continuación te enseñaremos otra técnica de silbido. Si no pudiste con la pasada, está tiene que ser la buena:

1.- Primero que nada, humedece muy bien tus labios, ahora esconde los labios en la boca, solo un poco, lo suficiente para cubrir todos los dientes. Trata de encontrar una posición cómoda. 




2.- Ahora, con una mano sujeta tu labio inferior, hasta dejarlo fijo sobre los dientes inferiores. Haz una especie de tubo con tu labio, agarrando desde los extremos de la boca.      

3.- La clave para que esta técnica funcione radica en la lengua. Debes acomodarla lo más atrás que puedas, haciendo una especie de “arco”.


Con los labios bien húmedos, la lengua en su lugar y tu mano sujetando los extremos de la boca, es momento de empezar a soplar, poco a poco, hasta que encuentres la posición que emite el sonido que estás buscando. Una vez que la encuentres ¡Sopla! Despertarás con el ruído a todo el vecindario.


Recomendados