Pensaron que se había comido un niño y la. Cuando la abrieron encontraron algo aterrador…



Enlaces patrocinados






Si eres una persona que padece de “ofidiofobia”, es decir, un miedo tremendo e incontrolable por las serpientes, esta nota no es para ti. Te provocará pesadillas. 

Resulta ser que hace apenas algunos días, se viralizó una extraña noticia muy extraña y escalofriante.   

En Nigeria, un campesino acudió a las autoridades, para informar que una enorme serpiente se había tragado a uno de sus nietos más pequeños. 

Ante esta situación, la policía de Nigeria ya estaba preparada, pues no era la primera vez que sucedía un incidente así. En ese país, abundan las serpientes gigantes. 

Inmediatamente se movilizaron y lograron ubicar a la serpiente asesina. Después de 3 horas de persecución y trampas, lograron capturarla. 





Después procedieron a abrirla, para rescatar el cadáver del niño que supuestamente se había tragado; sin embargo, lo que encontraron dentro de la serpiente, dejó impresionados a todos los presentes y estamos seguros que a ti, te impresionará también.

La policía mató y abrió a la serpiente, pero el niño perdido no apareció, lo que encontraron fueron más de 100 huevecillos. Los policías habían matado a una inocente serpiente embarazada.



Esa es la razón por la cual la serpiente estaba tan hinchada que parecía que se había comido al nieto del campesino, la pobre estaba embarazada. 

Lamentablemente, fue asesinada por esa terrible acusación. 




Cuando los policías se dieron cuenta de lo que habían hecho, decidieron rescatar a los huevecillos, para que nacieran en incubación artificial y después, liberarlos en su hábitat natural. 

La noticia fue cubierta por los medios locales, pero fue el portal web “Dailymail” quien la hizo viral, causando mucho descontento entre los grupos de protección animal.


¿Tú que crees? ¿La policía hizo lo correcto o no? 



Hasta donde sabemos, las autoridades de Nigeria se han visto tan presionadas que se rumora se creará una ley de protección a los animales. 


Recomendados